Siempre digo que a mi humilde juicio Diego Armando Maradona es el hombre que mas alegría le dio al pueblo argentino en toda su historia.
Es mi ídolo y lo adoro. Desde 1986 supe que como dice Sacheri, siempre le estaré agradecido. Cuando empecé en la televisión tenía como sueño conocerlo. Y mas aún ansiaba algún día verlo con la camiseta de mi querido Club Atlético Banfield. Gracias a Atorrantes lo crucé a Diego algunas veces, siempre timidamente, robándole alguna nota chiquita, algún saludo (siempre fue muy afectuoso con el programa y con Pato)
En Francia ’98 pude entrevistarlo tranquilo, en la habitación de su hotel.
Ese día me animé y le regalé la camiseta de Banfield (que 10 años despues recién logré tener una replica firmada por Diego de la misma que aparece en este video). Ese creo es mi aporte a mi querido club.
Esta nota seguramente no sea la mejor que hice en mi vida, pero es sin lugar a duda uno de los momentos mas felices de mi vida profesional que esta capturado en video y que se nota en los ultimos segundos cuando salto como un nene de 8 años tras ver a su ídolo.

Algunos recuerdos de la nota:
Nos habian dicho que Diego llegaria al hotel a tal hora, nos metimos por adentro y lo esperamos en el piso de su habitacion (hoy en dia eso seria imposible con las medidas de seguridad) cuando se abrió la puerta Diego tiró: “y que hacen aca escondidos chabon?”
Llego con un chino masajista que no entendia castellano, entraron a la habitación y dejó la puerta abierta… 10 segundos después escucho “Y entrá chabón!!!!”
Adentro habia una canasta con frutas que Diego abrió y una vez mas se sorprendió porque ni el cámarografo ni yo nos moviamos “coman che, que yo no se las voy a servir”
Le hice de traductor con el masajista indicando que le dolía la espalda y luego hicimos la nota.
Las gorras que le regale, en efecto tenían el nombre de mi mecánico y mi almacenero de Banfield que tuvieron la foto de Diego con las mismas mucho tiempo y eran una atracción turística.
Diego aún estaba en actividad y cuando termino la nota le dije que me gustaria que juegue en Banfield algún dia. Se río (imagino que todos le deberían decir lo mismo con sus equipos)

Diego, como a tantos otros nos pasa, no me alcanzarán nunca las palabras para decirte lo que te admiro, lo que te quiero y lo que te agradezco por la alegría, por el orgullo y por enseñarme que la pelota, nunca se mancha.