En San Francisco hay muchas cosas interesantes para hacer, pero pocas requieren el coraje de la visita nocturna a Alcatraz.
La isla prisión, que cerró tras un recordado escape de tres reclusos (que nunca aparecieron ni vivos ni muertos) puede visitarse de dia y de noche.
Tomamos el último ferry cuando empezaba a anochecer y regresamos en el último ferry (el mismo al que se amarraron los que escaparon).
Ustedes lo decidieron y nosotros lo cumplimos: Visitamos Alcatraz

Seguí mis viajes y decidí por mi en decidilo.com